¿CÓMO SER UN ESCRITOR ASESINO Y MATAR A TUS PERSONAJES PRINCIAPLES?

 

Algunos personajes no sobrevivirán en el transcurso de tu historia. Este tipo de recursos se emplean en ocasiones, y es posible que despierte sentimientos encontrados en tu público.

Sin embargo, si es importante para el desarrollo de tu trama no deberías tener miedo en cortar alguna que otra cabeza. La pregunta es ¿cómo hacerlo sin decepcionar a todo el mundo? ¿Cómo matar a tus personajes principales y mantener tu historia intacta? Ten en cuenta estos consejos si te quieres aventurar a este tipo de giro narrativo.

1- La muerte debe ser concordante

Lo primero que debes hacer es asegurarte que este suceso entra dentro del tono de la historia y qué es lo que quieres lograr con eso. Cuando matas a un personaje importante necesitas que encaje con lo que estas proponiendo.

El público se sentirá fuera de lugar si al comienzo les planteas una comedia y de pronto les empiezas a matar a los personajes de la nada, eso no es propiamente lo que ellos pagaron para ver.

No mates a tus personajes principales solo porque no sabes que más hacer. No lo hagas para conmocionar a tu público. La conmoción se irá y ellos se darán cuenta que lo que les estas contando es una historia vacía.

2. La muerte debe ser pronosticable

La muerte de tu personaje debe presagiarse en algún momento. Debe haber alguna suerte de advertencia. No tiene que ser obvio, pero es bueno que haya algunos signos sutiles que vayan preparando al público para lo que viene. Debes asegúrate que tu historia esté preparada para la pérdida.

3. La muerte debe ser intensa

Evita trivializarla. No puedes simplemente matarlos y luego seguir como si nada. Tiene que ser un momento grande, intenso, que le aporte algo al público, y que vayas construyendo y desarrollando a lo largo de la narración.

Necesitas crear tensión y esta tiene que tener sentido. No quieres que tus personajes se mueran súbitamente por tropezarse con una piedra , tiene que ser un momento que impacte a los otros personajes de alguna manera, tiene que tener algún significado.

4. La muerte debe estar alejada de  sermones

Trata de alejarte de los criterios morales. Lo último que quiere el público son lecciones moralistas. Evita hacer afirmaciones personales sobre las decisiones de tus personajes si no están directamente relacionadas con la finalidad de tu novela. A nadie le gustan los sermones, y menos en una historia.

5. La muerte debe ser elaborada

No uses las salidas fáciles. Si tus personajes mueren, evita hacerlo de una forma desagradable.

No lo hagas parecer de ensueño o le agregues algún otro tipo de salida innecesaria porque se podría perder la credibilidad en tu historia si da la impresión de que  no hay consecuencias.

Tus lectores necesitan sentir que los personajes están en un peligro real si quieres crear tensión, y a menos de que sea importante para tu historia,  es importante que si ya los mataste los dejes muertos.

Hay muchas formas de desarrollar la trama de una historia, por eso ninguno de estos consejos son definitivos para que desarrolles tu idea. Mientras que las cosas tengan sentido dentro de tu mundo y para tus personajes, y no engañes a tu público, eres libre de crear y hacer las cosas como quieras. Por eso, solo debes asegurarte de que las muertes que plantees tengan sentido.

Fuente

Imagen: Xisco Bibiloni (vía flickr)
Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s