CLICHÉS INSPIRADOS EN LA MALA INTERPRETACIÓN DE TOLKIEN

Muchas veces cuando escribimos fantasía creemo que hya una serie de elementos que ya han sido dados y que debemos poner en nuestras historias. Sin embargo debes tener cuidado de no caer en los detestables clichés

El mal por el mal: Sauron no fue siempre malo. Dale a tus villanos una buena historia de fondo y déjales de poner nombre como ‘El Señor Oscuro’ o ‘El Oscuro’. También deja de hacer a los seguidores de tus villanos una horda de débiles que tus protagonistas acaben solo con estornudar.

Todo medieval: No todo en la tierra media era una monarquía medieval.

Campesino ingenuo: Muchas escritores de fantasía modernos han intentado crear a su héroe a partir de Aragorn. Él está en medio camino entre ser un héroe y un antihéroe y eso lo hace genial. Por eso todos lo amamos. Pero él no era el héroe. Frodo era el héroe de ‘El Señor de los Anillos’ y Bilbo fue el héroe de ‘El Hobbit’. Ambos, a diferencia de los héroes más famosos, no podían completar su misión sin la ayuda de alguien más. Por este motivo Frodo/Bilbo y Aragorn se han combinado para crear uno de los clichés más grandes de la fantasía de los tiempos modernos: El campesino ingenuo escogido para convertirse en rey.

Luz vs Oscuridad: También conocido como ‘bien vs mal’. Este simbolismo es comúnmente aplicado a especies o razas, haciendo de las especies ‘luminosas’ buenas, mientras que a las ‘oscuras’ se les asigna connotaciones raciales similares a las de nuestro mundo que no deberían ser usadas.

Esto se evidencia en las especies de elfos, las cuales al ser de tonos más pálidos de piel se asocian a la pureza, y las de tonos más oscuros se asocian a la barbarie.

Este cliché también se aplica a la apariencia en general de los personajes que tiende a considerar a los bonitos como buenos y a los feos como malos.

Elfos: Los elfos no tienen que ser blancos, hermosos, altos, inmortales, místicos y puros. Tolkien nunca mencionó las orejas puntiagudas como característica de sus elfos, pero en la actualidad cuando pensamos en elfos, es lo primero que se nos viene a la mente.

Si quieres que tus elfos tengan orejas puntiagudas depende de ti como creador, pero intenta encontrar una razón para justificar eso.

Caballos:Existen muchas sociedades ficticias basadas en Rohan y su amor por los caballos. Se podría pensar a los Dothraki como una de ellas, a pesar de que están basados en una etnia real. Así que no estaría mal que escogieras un animal diferente para tu historia.

Elfos vs Enanos: Asociar a los elfos y a los enanos al sistema feudal es muy común en la fantasía por una buena razón: ambas razas tienden a ser opuestas.

La idea de los elfos siendo agraciados, puros y justos se contrapone a la de los enanos como robustos, ruidosos y pesados.

Enanos: No tienen por qué vivir en montañas, no tienen que ser codiciosos, no tienen que ser buenos herreros y tampoco deben ser siempre una cultura de guerreros.

El gran mago sabio: Si vas a crear un gran mago para tu historia, por favor, intenta que no sea siempre el mismo anciano blanco con una barba blanca.

Un gran mago probablemente sería alguien de avanzada edad ya que se necesita de la experiencia para ser sabio, pero pueden verse y actuar de muchas otras formas. Al fin y al cabo son grandes magos ¿por qué no adoptar otra apariencia diferente?

Todas las razas en una misma historia: No es necesario que incluyas todas las razas o la mayor cantidad de razas en una historia para que pueda ser considerada como fantasía.

Imagen: Pascal (vía Flickr)

 

Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s