4 TIPS PARA MEJORAR EL RITMO DE TU HISTORIA

¿Te has dado cuenta que hay libros que apenas los agarras no los puedes volver a soltar?

No solo es porque sean muy interesantes o porque esté bien escritos- aunque eso tambien funciona-, es porque quien los escribió tuvo en cuenta la magia del ritmo narrativo y la aplicó a su trabajo sin ningún tipo de tapujo.

¿Qué es eso y cómo puedes aplicarlo a tus historias para que tus lectores se trasnochen leyendo tu obra?

Apréndelo con nosotros en este artículo.

Para definirlo, podemos decir que el ritmo narrativo es la forma en la que se cuenta la historia: la velocidad en la que avanza la narración que busca emocionar a tus lectores a través de la forma en la que los acontecimiento van sucediendo.

Para lograr el ritmo perfecto entran en juego todos los elementos que uses para darle forma a tu historia, desde los verbos hasta la descripción y el dialogo. Si le echas un ojo a este artículo, podrás darte cuenta de lo que te digo.

¿Cómo puedes aplicarlo a tu historia?

A continuación, te damos unos tips para que nadie te gane en la pista de tu narración:

1-Piensa en la sub trama:

¿Dónde van a terminar tus personajes?, ¿Cómo vas a unir cada parte de tu historia? Este tipo de preguntas te ayudarán a marcar el ritmo de la narración ya que te permitirá definir qué momentos van a estar cargados de acción y qué momentos son para describir o para reflexionar.

Te recomiendo que leas este articulo que te enseña a usar las sub tramas en tu historia.

2-Varía el tipo de escenas:

Puedes mantener a los lectores pegados a la historia creando momentos emocionantes, pero no debes olvidar incluir escenas más tranquilas para que puedan tomar aire.Sin las escenas lentas no podrás crear el clima ideal para que las escenas rápidas tengan el efecto que deseas.

Si quieres aprender a sacarle el jugo a tus escenas, te recomiendo que leas este artículo. También te recomiendo este para que sepas cuando una escena no está funcionando.

3- Piensa en la estructura de la frase:

Las frases cortas y rápidas ayudan a aumentar la velocidad de la narración y hacen que la acción se sienta intensa y urgente. Determina qué escenas deben ser largas y en que escenas te puedes tomar tu tiempo. Enfócate en lo que mejor le vaya a tu historia y ayude a generar más impacto.

Te recomiendo este artículo para mejorar tu escritura.

4- No subestimes los detalles:

Recuerda que enfocarte en los detalles correctos puede ayudar a controlar el impacto de una escena. Si hay algo importante que está sucediendo y que necesitas que tus lectores comprendan, tómate el tiempo de describirlos. ¿Cómo huele el aire?, ¿Está haciendo frío?, ¿Hay algún sonido?

Aprender a incorporar los cinco sentidos a la escritura te ayudará a crear el ambiente necesario para que cuando sea el momento de la acción tus lectores no sean capaces de soltar tu libro.

Eso si, tienes que aprender a conocer cuando es bueno que te fijes en esos detalles y cuándo eso está de mas, este post es perfecto para que empieces con eso.


Esperamos que este artículo te sirva para mejorar el ritmo de tu historia. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: JD Hancock (vía Flickr)
Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s