8 ERRORES DE PRINCIPANTES AL ESCRIBIR UNA SAGA

Las historias contadas a manera de serie son muy populares en géneros como el de la fantasía y la ciencia ficción, sin embargo, al momento de crearlas existen ciertas trampas que pueden dañar tu obra. Aquí hay algunas para que tengas en cuenta:

1- La historia no es lo suficientemente larga como para estirarla

¿Qué tan larga es tu historia? ¿Podría ser contada en más de una entrega? Si estas escribiendo una historia de fantasía, donde las sagas son populares, de pronto sentirás la presión de producir una historia que se ajuste a más de una entrega.

No cedas ante ella y hazlo únicamente si tu historia te lo permite. De lo contrario la calidad de tu obra se podrá disminuir. Piensa que es mejor una sola entrega impactante que asombre a tu público que una serie de entregas sin sabor.

Parte de aprender a escribir series es reconocer qué ideas y qué tramas son lo suficientemente jugosas para darles un trato más largo. Por eso, antes de empezar, asegúrate de que lo que tienes para contar justifique que lo dividas en varias partes. Para eso es indispensable planear incluso si no te gusta hacerlo.

2- No saber cuándo parar

A menudo los escritores se enamoran tanto de sus personajes que no saben cuándo ponerle fin a su historia.

Hay obras que no deberían tener secuelas, detectives que se deberían haber jubilado hace mucho tiempo y misiones que debieron haber terminado muchas aventuras antes.

Si tienes una historia larga para contar es importante que sepas para dónde quieres llevarla. Por eso, antes de que empieces a escribirla es bueno que sepas cómo será el final.

3- No saber cómo terminarla

No terminar una historia en un punto que pareciera ser el final no es el problema. El problema está en que cuando no tienes un plan debes luchar por saber cuál escena tiene el potencial para ser el cierre con broche de oro.

Si arrinconarte buscando un final es lo suficientemente malo, imagínate cómo sería si ya tienes cinco o diez entregas en tu historial. Si la forma como acabes tu serie no es lo suficientemente buena, no importa cuantas horas pasaste escribiendola, tu publico la percibirá como una obra mediocre.

4- Tus entregas no cambian con el tiempo

Una de las cosas que debes considerar cuando escribes una historia que transcurre en nuestro mundo es la manera cómo pasa el tiempo en la medida en la que avanza la serie.

Por un lado los personajes tienen que ir envejeciendo, y por el otro, de acuerdo al año en el que transcurra la historia la tecnología y los métodos para realizar las cosas deben ir avanzando.

Eso no significa que tu historia debe ir a la par del mundo real, pero tampoco se debe quedar estancada en el tiempo después de años de realizar entregas.

5-Ser inconsistente

Puede que no sepas exactamente que detalles vas a tener que retomar de tus entregas pasadas, sin embargo, tienes que ser consistente a lo largo de tu serie así eso signifique que tengas que revisarlas constantemente y tomar nota de ellas.

No puedes presentar a un personaje como huérfano en una entrega y luego hacerlo visitar al padre en la siguiente. Los lugares no pueden cambiar de la noche a la mañana y sin explicación, y tus personajes deben conservar algunos rasgos generales de su personalidad mientras no les pongas pruebas que los haga cambiar. No me cansaré de repetirlo: para eso es muy importante la planeación.

6- Ser muy consistente

Por otro lado, ser muy consistente también es malo. Tus personajes DEBEN cambiar. Al final de la historia NO pueden ser exactamente igual a como eran al inicio.

Piensa en ti y en la forma como has cambiado a los largo de tu vida, incluso si piensas que sigues siendo el mismo de hace unos años, la verdad es que algunas cosas en tu forma de ver el mundo han ido cambiando, así sea de manera sutil. Lo mismo sucede con tus personajes, los eventos por lo que atraviesan los tienen que cambiar de alguna manera.

7- No tener seguimiento

Si escribes una serie es importante que tengas una historia para contar, es decir, un conflicto mayor que se desarrolle a lo largo de diferentes arcos argumentales. Sin embargo un error muy común es proponer cosas en algun arco y no desarrollarlas después.

No puedo decir que un personaje secundario actuaba como doble agente y dejarlo ahí. Si voy a proponer que hacía eso, en algún momento de la historia voy a tener que desarrollar eso que propuse, de lo contrario el público sentirá que le robaste.

8- Un mundo muy insular

Hay algunos editores que preferirían que el lector pudiera tomar cualquiera de tus libros y lograr zambullirse inmediatamente en el mundo que propones. Eso significa que deberás dedicar la mayoría del tiempo a construir tu mundo para que el lector adquiera un inmediato sentido de lugar.

Ten cuidado de centrarte tanto en el mundo que creaste que las series se vuelvan un sinfín de referencias que solo se entienden dentro de ese contexto.

Imagen: Dallas Epperson (vía flickr)
Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s