MALOS HÁBITOS DE LA ESCRITURA EN LOS QUE NO DEBES CAER SI QUIERES PARECER UN ESCRITOR PROFESIONAL

Sabemos que cada escritor tiene su propio estilo y sus propios hábitos, y que la escritura es algo muy subjetivo. Sin embargo, existen una serie de malos hábitos que podrían afectar tu trabajo y la mejor manera de evitarlos es conocerlos. En la medida en la que prescindas de su uso tus obras se verán más prolijas y darán la sensación de profesionalismo.

1- Abusar de la negrilla

El uso de la negrilla es algo muy extraño en novelas y trabajos profesionales. A menos que quieras enviarle un mensaje secreto al lector en el que debe juntar las palabras para resolver algo, no la uses. No está bien.

2- Abusar de la cursiva

Las palabras en cursiva se usan por la misma razón que las palabras en negrilla: para enfatizar algo. Pero usar muchas palabras en cursiva en una misma página termina por distraer. Cada vez que un lector se encuentra con una serie de palabras escritas en cursiva, tiene que disminuir su lectura para entender aquello que querías enfatizar. Es como un reductor de velocidad pero en la lectura. Nadie quiere transitar una autopista llena de reductores de velocidad.

3- Un (paréntesis) es demasiado

Usar paréntesis en tu novela es el anuncio en neón de que eres un novato. Si la negrilla y la cursiva son reductores de velocidad, los paréntesis son señales de ‘pare’. Lo único que aportan a tu trabajo es la impresión de que fuiste lo suficientemente perezoso como para no querer desarrollar a profundidad una idea. Mi consejo es que no lo uses a menos que sea absolutamente necesario.

4- Mayúsculas constantes = ESTÁS GRITANDO

Este es el error más común de los novatos. Hay que tener en cuenta no solo el hecho de que las mayúsculas denoten griterío, sino el hecho de que existen diferentes tipos de gritos y diferentes formas de elevar la voz. Si puedes evitar su uso, mejor. Con agregar un simple “gritó” al final de lo que tu personaje dijo, el lector va a entender. Leer una frase en mayúsculas es incómodo y hace que el interlocutor se ponga a la defensiva inmediatamente. Investiga cuál es la mejor forma de usarlas. Si las logras dominar tendrán una herramienta muy efectiva en tus manos.


Esperamos este artículo te sirva para mejorar un poquito tu escritura. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: Shawn Campbell (vía Flickr)
Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s