DESARROLLO DE PERSONAJES: PERSONAJES DESCONOCIDOS

Cuando estas planeando una historia muchas veces tienes ideas de qué tipo de personajes necesitas pero no cómo van a ser. En este post te damos ideas para que puedas descubrirlos y empezar a delinearlos.

1-Determina los roles necesarios

Hay muchos roles específicos que necesitas llenar en una historia. Los más básicos son el protagonista y el antagonista. Si todavía no sabes quienes van a ser, es importante que empieces por ellos. Haz una lista de los papeles que necesitas que existan para que puedas contar tu historia.

2- Asignar personajes

Ahora que sabes qué papeles son importantes es hora de que decidas quién los va a realizar. Haz una lista de cada uno de ellos especificando el rol y el personaje apropiado para él. Recuerda poner los datos que creas convenientes y que te ayuden a caracterizarlos.

3- Escenas de prueba

Ve a tu trama y recrea unas cuantas escenas que te sirvan como prueba. Escribe un párrafo o dos describiendo cada una de ellas. Muchas veces eso es suficiente para que tengas las primeras impresiones del personaje. Luego tendrás que pulirlo con detalles de cómo se verá o de cómo será su personalidad.

4- Haz un casting

Ahora que tienes una idea aproximada del tipo de persona que necesitas para cada papel, haz un casting imaginario para encontrar actores potenciales para cada uno de ellos. Este método se usa para ayudar a tu cerebro a recopilar datos frescos que te ayuden a construir un personaje único. Escoge entre tres y cinco actores potenciales que puedan cumplir tus expectativas. Una vez los tengas seleccionados busca los atributos físicos que más te llamen la atención de cada uno de ellos y escríbelos en tu lista como parte de la descripción de tu personaje.

5- Inspírate en la música

También te puede ayudar mucho tener una lista de reproducción que te evoque ideas asociadas a cada uno de tus personajes. Así podrás tener un salvavidas para esos momentos en los que tu cerebro no quiera ayudarte a pensar en tu historia.

6- Profundiza en tus personajes

Luego de tener una imagen de cómo sería tú personaje es hora de que profundices en otros aspectos más internos. Piensa en sus metas, sus conflictos internos, sus miedos, sus esperanzas y sueños, en aquello que les gusta y aquello que les disgusta, sus fortalezas y sus debilidades, y el resto de rasgos de su personalidad que se te ocurran.

Imagen: tico_24 (vía flickr)
Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s