6 CONSEJOS PARA AGREGAR TENSIÓN A TU NOVELA

La tensión es un elemento crucial en cualquier historia. Es esa que nos hace devorar cada una de las paginas con el afán de saber qué es lo que va a pasar sin importar si tenemos que quedarnos hasta altas horas de la noche o incluso pasar derecho. Es ese tire y afloje que hace que una novela sea agradable de leer.Cuando falta se nota: cada palabra se hace tediosa, pero cuando está no nos damos ni por enterados.

Se podría decir que la tensión es esa formula mágica que hara que tu obra sea leída hasta el final de una forma amena y entretenida, y que una vez terminada la lectura, deje ese gustito alegre en el corazón de los lectores.

¿Entonces cómo puedes lograrla?

Hemos creado una lista con seis elementos que te ayudarán a mejorar lo que has hecho -o a planearlo si aún no lo has empezado a escribir-. Recuerda que no tienes que seguirla al pie de la letra, busca aquello que va mejor con tu historia y aplícalo.

1-Ten secretos

Si quieres crear tensión acerca de un elemento de la trama trata de no mostrarlo todo de una sola vez. De hecho, trata de no decir nada hasta que sea obligatorio. Mantén al lector pegado de tu historia contándole poco a poco, como un cuentagotas, aquello que consideras es crucial en tu narración.

Uno de los errores más comunes cuando se empieza a escribir es el de decir mucho muy pronto. No te pongas a pensar que tus lectores no van a entender lo complejo de tu historia. De una u otra forma, ellos siempre lo hacen.

2- Sorprende a tus lectores.

No les des lo que están esperando. Agrega giros argumentales y cambios, incluso una sorpresa menor puede hacer maravillas. Pero ojo, todo debe estar planeado y justificado para que tenga el efecto que le quieres dar.

3-El tiempo es tu mejor aliado

A veces puedes usar el tiempo para aumentar la tensión: haz que tus personajes esperen algo y de la misma forma haz que tus lectores lo esperen también.

Ese reloj en movimiento puede ser una herramienta más poderosa de lo que te imaginas.

4-La magia de la información

Asegúrate de que tus lectores sepan o sospechen más que tu protagonista. Esto hará que agonicen adelantándose a los acontecimientos y que recen para que tus personajes no caigan en las trampas que les pusiste.

5- Interrumpe la acción y deja al lector en suspenso.

Parar en un momento tenso y cambiar la narración a otra parte de la historia antes de retomarlo hará que esté a la expectativa de lo que va a suceder y se muerda las uñas esperando el desenlace.

6- Experimenta.

En la variedad está el placer. Prueba cosas nuevas para sorprender a tus lectores. Recuerda que no caerán dos veces en la misma trampa.


Esperamos que este artículo te sirva para agregar  tensión a tu historia. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Cuéntanos de qué otra forma podrías aumentar la tensión de tu novela. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

 Imagen: Quinn Dombrowski (vía flickr)
Anuncios

2 comentarios en “6 CONSEJOS PARA AGREGAR TENSIÓN A TU NOVELA

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s