TRANSICIONES DE ESCENA ¿QUÉ SON Y CÓMO SE COMEN?

En la ficción, las transiciones de escena son importantes por motivos prácticos: El escritor no puede, ni debe, dedicarse a escribir cada momento en la vida de un personaje. Hay historias que duran años. Por lo cual, estar informados de lo que sucede cada minuto tendría como resultado una obra tediosa y aburrida.

Para explicarlo de una manera sencilla, una transición de escena es ese momento justo en el que termina una escena y empieza otra. Esto hace que los personajes y los lectores se trasladen a una nueva locación, a un nuevo tiempo o a un nuevo punto de vista para continuar con los sucesos de la historia. Sin embargo, no saber cómo se hacen o usarlos mal puede llevar a confusiones en el lector. Quien, frustrado, podría terminar dejando tu libro a un lado. Y eso no es lo que queremos para nuestro trabajo ¿O sí?

Así que para evitar que nuestros libros solo sirvan de pisapapeles vamos a empezar por el principio:

¿Qué es exactamente una escena?

Todos sabemos que una historia, sin importar el formato en el que se cuente, está conformada por una serie de escenas. Estas escenas son una parte importante de la composición que tienen sentido por sí mismas y están integradas por una unidad de tiempo, lugar y acción.

Para que lo entiendas más fácil: Todas las escenas tienen sentido dentro de sí mismas por el hecho de que nos cuentan qué está sucediendo en un momento determinado. Cuando vas a hacer mercado estás viviendo una escena de tu vida por el hecho de que esa acción que realizas (hacer mercado) la estas llevando a cabo en un lugar (el mercado) y un tiempo (hoy) específicos.

Si alguien no te conociera y te viera hacer mercado, asistiría a un momento de tu vida cuya información tendría lógica para él. Te vería tomar el canasto, pasar por los estantes, revisar los precios, tomar los productos, saludar a algún conocido que también hace mercado, hacer la fila para pagar, pagar, e irte.

Tal vez esa escena pueda usarse para contar la historia de tu vida, o tal vez no. Lo cierto es que, aunque no haga parte de una construcción narrativa mayor, es un hecho o suceso completo y con sentido.

Ahora bien, para contar una historia necesitamos de varias escenas seleccionadas, ordenadas de manera lógica y cuya secuencia nos sirva para mostrar una serie de sucesos que llevan a un conflicto y a su resolución. Hasta ahí me sigues ¿verdad?

La pregunta clave en este punto es ¿Cómo sé que estoy en una escena y no en otra? Ahí es donde entran a jugar las transiciones de escena.

¿Para qué sirve una transición de escena?

Básicamente para dejarle claro al lector que una escena ya terminó y estamos en otra.

Recuerda que una transición de escena no es una escena en sí misma. Es la narración que conecta dos escenas. Y aunque te he repetido hasta el cansancio que en una historia debes narrar y no contar, en una transición de escena no debes escuchar mis consejos. Contar lo que sucedió entre un momento y otro es una forma efectiva de mostrar un cambio de lugar o de tiempo y ofrecer detalles sin tener que crear una escena por sí misma.

En esto tiene mucho que ver la poca longitud de las transiciones de escena, que pueden ir desde dos palabras (por ejemplo: “Esa noche…”) hasta un par de párrafos introductorios. No debe extenderse más de eso, ya que si lo hace retarda la acción en tu historia.

Entonces ¿cómo escribir transiciones de escena?

Puedes hacerlo de dos formas:

1- Pasar de un capítulo a otro.

2- Dentro de un mismo capítulo.

Transiciones de escena en un capitulo nuevo:

Cuando pasas de un capitulo a otro estás haciendo una transición de escena que los lectores esperan. Si en el capítulo anterior hiciste un adelanto de lo que iba a suceder en ese tiempo que no estuvimos, no es necesario que te dediques a informar qué sucedió detalladamente desde el punto en el que nos quedamos.

Sin embargo, no debes olvidar dejar claro cuáles son los cambios en esta nueva escena. ¿Quién es el personaje de punto de vista? ¿Dónde se desarrollan los hechos? ¿En qué momento estamos?

Transición de escena dentro de un mismo capitulo

No todos los cambios de escena suceden entre capítulos. Algunas veces necesitarás hacerlo dentro del capítulo. Para eso recuerda siempre avisarle al lector contándole lo que necesita saber antes de empezar la siguiente escena.

Por nada del mundo hagas cambios sin avisar. Cada vez que un lector tiene que parar una lectura porque no entiende, se ha perdido, o tiene que releer un pasaje para poder ubicarse, está alejándose de la ficción que has elaborado. Y esto podría tener consecuencias en cuanto a la percepción que le quede sobre tu historia.

Recuerda el ejemplo de “Esa noche…”. También puedes dirigirte al lector para avisarle que vamos a ver lo que sucede con otro personaje o en otro lugar. O puedes apelar a usar números o rayas como recordatorio visual de que algo cambió.


Esperamos que este artículo te sirva para que domines las transiciones de escena en u historia. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Cuéntanos de qué otra forma podrías pasar de una escena a otra en una narración. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: Juanjo Zanabria Masaveu (Vía flickr)


Anuncios

2 comentarios en “TRANSICIONES DE ESCENA ¿QUÉ SON Y CÓMO SE COMEN?

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s