LOS PROS Y LOS CONTRA DE USAR PSEUDÓNIMO

Todos tenemos un nombre y lo hemos usado toda nuestra vida, es más, hasta hay gente que nos reconoce por él ¿Entonces por qué cambiarlo?

Hay unas pocas buenas razones para hacerlo, la mayoría relacionadas con la logística de publicación y tienen que ver, principalmente, con la claridad y la promoción de tu carrera como escritor. También hay razones bastantes malas para hacerlo, pero finalmente es una decisión propia. Así que acá vamos:

Razón #1- Mi nombre verdadero es muy aburrido

El contenido de calidad es el que vende los libros, no un nombre. Si tu intención es alterar tu nombre solo para que se vea bien en la portada, tienes que tener en cuenta que no cambiará si lo que escribiste es bueno o malo. Lo que verdaderamente importa en un libro es el contenido.

Razón #2- No quiero que nadie sepa que soy yo

Por lo general los nombres artísticos ofrecen poca protección al respecto. Son bastante endebles y no te pueden proporcionar un anonimato verdadero. Además en la actualidad es muy fácil ‘googlear’ hasta dar con el verdadero autor. Así que, en resumidas cuentas, eres responsable de lo que escribes sin importar el nombre con el que lo firmes.

Razón #3- No estoy seguro si mi libro va a ser exitoso

Esta es una situación en la que tienes todo que perder. Si no te va bien, tendrás poco para justificar en qué dedicaste ese tiempo de tu vida. Y si te va bien, tendrás problemas para que tu trabajo se relacione contigo. ¿Por qué no más bien das todo de ti y escribes algo de lo que te puedas sentir orgulloso en primer lugar?

Razón #4- Escribes en diferentes géneros

Si tu primer libro es sobre ciencia ficción, vas a tener una audiencia particular que posiblemente no te va a seguir cuando tu próximo libro sea un romance. Cuando desarrollas una comunidad en torno a un género específico es importante mantener el interés al seguir escribiendo para ellos. Muchos autores exitosos hacen eso: un nombre por género.

Razón #5- Alguien más tiene tu nombre

Tal vez a tus padres les pareció genial llamarte ‘Edgar Poe Restrepo’, pero eso es un problema si quieres publicar tus propias obras. Intenta hacer variaciones de tu nombre, algo así como ‘E.P Restrepo’ o ‘Edgar P. Restrepo’. Eso puede funcionar.

Razón #6- Tienes un nombre difícil

Hay nombres que son muy complicados de pronunciar o de escribir. Si tu nombre es de esos que toca repetir varias veces para que lo entiendan, o que siempre terminan escribiendo mal así lo tengan al frente, es posible que debas cambiarlo o modificarlo para que haya claridad en él y puedas ser recordado.

7- Tu género tiene ciertas expectativas

J.K Rowling usó sus iniciales en vez de su nombre completo para no espantar a los chicos jóvenes, que eran su público objetivo. Como autor, considerar las expectativas de tu género puede incluir considerar las expectativas que ellos tienen sobre su autor ideal. Por ejemplo, el romance se ha convertido en el lugar de los que cambian sus nombres. Un autor masculino que quiera atraer a las lectoras tendrá más suerte si se pone un nombre femenino.

Así que ‘¿Usarlos o no usarlos? He ahí el dilema’

Pero no te estreses mucho con esto. Si tu intención es publicar de una manera tradicional, los expertos te dirán cuándo es necesario hacerlo y te propondrán varias opciones. Si te estás publicando por tu cuenta, la decisión dependerá de ti.

¿Cuáles son los pros y los contra de hacer este cambio?

Pro: Un seudónimo te da un aire de misterio. Si decides cambiarte el nombre, vas a ser un ser misterioso para tus lectores. No sabrán quién realmente eres y eso los atraerá más. Claro, hasta que te encuentren en google, pero qué más da. Puede ser una forma divertida de tomarte tu profesión. Ser una especie de agente doble.

Contra: Nadie te asociará con tu trabajo. Si no adjuntas tu nombre verdadero a tu obra, nadie sabrá que escribiste un libro a menos que te conozcan realmente. O que vean tu hoja de vida.

Pro: Un seudónimo te da  la sensación de libertad. Por más de que dijimos que tarde o temprano se van a enterar de quien eres, creer que nunca va a pasar puede alejar los temores cuando escribes.

Contra: Será difícil desprenderse. Una de las contra de escribir usando otro nombre es que cuando quieras dejar de hacerlo va a ser más difícil. No estoy diciendo que es obligatorio que lo hagas, pero la transición a tu verdadero nombre, cuando lo decidas, será un poco más difícil.

Pro: Puedes tener diferentes personalidades al escribir. Lo más divertido de tener un seudónimo es que también puedes escribir historias usando tu nombre verdadero. Y tener esas personalidades separadas puede ayudarte a llegar a más lectores, lo que siempre es algo bueno. Puedes abarcar desde el romance hasta la novela histórica si te lo propones.


Esperamos que este artículo te sirva para decidir si quieres usar un pseudónimo o no. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Cuéntanos qué opinas sobre los pseudónimos ¿los usarías? ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: Andy / Andrew Fogg (vía flickr)
Anuncios

2 comentarios en “LOS PROS Y LOS CONTRA DE USAR PSEUDÓNIMO

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s