2 COSAS IMPORTANTES QUE LA GENTE OLVIDA INVESTIGAR CUANDO ESCRIBE UNA HISTORIA

Puede que seas un experto creador de historias o que apenas estés dando tus primeros pasos en este mundo, aun así, independiente de tu experiencia en las letras, la investigación es una etapa que no te puedes saltar si quieres escribir historias de buena calidad.

Pero a veces sucede que nos enfocamos en aprender sobre temas más urgentes y dejamos de lado algunas cosas que damos por sentado y que tienen importancia para la historia. En este artículo te mostramos dos de los elementos básicos que a veces olvidamos investigar:

1-Locación

¿El café del que estás hablando en verdad queda en esa esquina? ¿El edificio que mencionas ya estaba construido en el momento en el que tu historia se desarrolla? ¿El ascensor está en el medio del pasillo o al fondo?

La locación es mucho más que solo encontrar lugares en los que hacer que tu trama se lleve a cabo, es conocer exactamente dónde se desarrolla la acción. Si estás usando un lugar real, necesitas  conocer cómo es el lugar. No hay nada que moleste más a los lectores (y espectadores en general) que ver cómo los artistas se toman ‘libertades’ respecto al lugar en el que viven (esa es una de la razones por las que odio como Hollywood recrea a Bogotá y por la que nunca pero nunca veré ‘El Sr y la Sra Smith’)

Por más de que no vivas en el lugar del que hablas y que nunca hayas estado allí, internet te da muchas opciones para que tengas las referencias que necesitas. Te recomiendo que leas este artículo para saber cómo sacarle el máximo provecho.

Si en cambio, la historia que estás escribiendo se desarrolla en un mundo completamente ficticio, te recomiendo que aunque parece una tarea tediosa, dibujes un mapa del mundo y del lugar donde se va a llevar a cabo la trama tratando de prestarle la mayor atención a los detalles. No tienes que mostrarlo al lector, es solo una forma de organizar tus ideas.

2-El clima

Cuando estableces tu historia en un lugar y un tiempo particular es muy importante que hagas una cosa: investiga sobre el clima. Los lectores más pesados (esos que se obsesionan e investigan todo lo que pueden respecto a tu historia) te pueden perdonar si te inventas una lluvia un día que históricamente fue soleado, pero no te perdonarán si te inventas un huracán que nunca sucedió.

Si, ya se que es ficción y todo lo que quieras, y que puedes usar todo tipo de recursos que te den la gana para contar lo que tienes que contar. Pero si dices, por ejemplo, que la segunda guerra mundial acabó por que en el día D hubo un tsunami, bueno, da la impresión de que hace parte de un universo alternativo ¿no crees?

Incluso si la fecha exacta es un poco vaga, es importante que investigues el clima del lugar. No te quedaría bien que hablaras de una nevada en Bogotá siendo que acá no hay estaciones.

Una forma de controlar que no se te pasen estos detalles es anotando el clima que hace en cada escena, especialmente si tiene importancia para los acontecimientos que propones.


Esperamos que este artículo te sirva para que no olvides investigar esos pequeños detalles. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Cuéntanos qué cosas se te ha olvidado investigar cuando escribes. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: Steve Hodgson (vía flickr)

 

 

Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s