5 PROBLEMAS COMUNES DE TU HISTORIA Y CÓMO SOLUCIONARLOS

Al terminar nuestro primer borrador, a veces nos encontramos con ciertos problemas que nos dejan un poco aburridos y nos hacen pensar que no hicimos tan bien nuestro trabajo a la hora de escribir. Sin embargo eso es algo que nos pasa a todos. Así que no te preocupes.

A continuación, te presentamos cinco problemas comunes y cómo puedes solucionarlos:

Problema 1: Demasiado corto

Terminaste tu historia y te das cuenta que es mucho más corta de lo que esperabas.

Solución:

Escribe tu historia sin pensar en la cantidad de palabras que quieres que tenga o la cantidad de páginas. Es muy bueno tener metas en la cabeza, pero muchas veces esto puede verse reflejado en la calidad de tu trabajo. Enfoca tus esfuerzos en terminar tu primer borrador. Una vez que lo tengas listo es más fácil revisarlo y ver como lo puedes complementar. Te darás cuenta que así mejoras tu historia y alcanzas tus metas.

Lo mejor que puedes hacer por tu historia es escribirla primero y luego editarla.

 Problema 2: Antagonista aburrido

El antagonista parece que simplemente está ahí porque necesitas que alguien se enfrente a tu protagonista, pero no es memorable ni tiene vida propia.

Solución:

Dale motivaciones a tu antagonista de la misma manera que se lo das a tus otros personajes. No dejes que sea malo solo por ser malo, deja que tenga sus propios sueños o metas. Piensa que el protagonista y el antagonista son fuerzas que se oponen en tu historia y empieza por ahí.

Debe haber algo detrás de tus villanos más allá que solo un deseo de causar dolor y destrucción. Ayúdales a tus lectores a entender la forma en la que tus malos comprenden el mundo.

 Problema 3: Escritores desmotivados

El escritor está pasando por un bloqueo o simplemente perdió la motivación por terminar la historia.

Solución:

Puede que planificar una historia no sea lo más emocionante a la hora de sentarse a escribir. Sin embargo es lo que más funciona para esos momentos en los que solo ves una hoja en blanco. Si sabes para dónde va la historia y lo qué tienes que hacer es más factible que trabajes en ella hasta el final.

Puede que lo que planifiques vaya cambiando en la medida en la que lo vas desarrollando, pero al menos te da objetivos que lograr. Recuerda que hay muchas historias que no se contaron porque su creador decidió no terminarlas.

 Problema 4: La parte media de tu historia carece de fuerza.

Tienes un buen inicio y un buen final, pero algo no funciona con el medio.

Solución:

Trata de dividir cada parte de tu novela en tres actos. El medio de tu historia debe tener un inicio, un nudo y un final. Y cada una de estas partes debe tener un propósito.

Enfócate en construir tensión  y en planear cada paso antes de empezar a escribir. Un medio que no tiene fuerza puede ser extremadamente aburrido tanto para ti como para tu lector.

Si es necesario, no tengas miedo de reescribir algo que no funcione.

 Problema 5: No hay suficiente acción.

Estas escribiendo tu historia pero te das cuenta que no sucede nada fuera de lo común y por eso mismo no es muy interesante.

Solución:

Establece un conflicto y agrega subtramas.

Para que una historia funcione tienes que hablar sobre un problema o una meta y la forma en la que tu personaje lo soluciona o la cumple. Cuando tu historia tiene un conflicto, tienes algo coherente que mostrar y tus lectores querrán saber de qué manera lo vas a solucionar. Ponle pruebas en el camino que deban superar antes de completar su misión. Haz que duden. Muéstranos cómo luchan.

Pero no solo te quedes ahí. Una historia con un único foco puede ser un poco tediosa. Así que si añades algunos subtramas puedes sacarle más jugo. Usa esos espacios para explicar un poco más tu conflicto y para desarrollar a tus personajes.

Revisa tus historias favoritas y mira cómo manejan los conflictos y los subtramas y trata de aplicarlo a la tuya.


Esperamos que este artículo te sirva para que puedas mejorar tus historias. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Cuéntanos qué otros problemas conoces y cómo solucionarlos. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: Creative Ignition (via flickr)
Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s