CUÁNDO Y CUANDO NO AGREGAR MÁS DESCRIPCIÓN A TU HISTORIA

La descripción es aquello que hace a tu lector sentir lo que está sucediendo en tu historia: echa mano de los recursos que le ofrece la lengua y con ellos potencia los sucesos, los lugares, los sentimientos o los actores que hacen parte de la historia -entre otras cosas-, volviendo la información bella y agradable para para el receptor. Las descripciones dirigen la atención del lector hacia los detalles importantes, haciéndole vivir de primera mano los eventos de la historia,  dándole verosimilitud al relato.

Sin embargo, por más de que este recurso ayuda a potenciar tu historia, si lo usas mal podrías hacer a tus lectores pasar por un momento tedioso. Por esta razón es preciso que tengas en cuenta cuales son los momentos en los que usarlo es ideal y cuando no hacerlo.

Así que:

¿Cuándo es bueno agregar más descripción a una historia?

-A aquellas cosas que (crees que) tus lectores nunca han experimentado como por ejemplo una migraña.

-A los pequeños detalles que ayudan a aumentar las emociones (ese fuego en los ojos cuando alguien está determinado a hacer algo o cuando tratan de detener la lágrimas en una discusión)

-A los pequeños gestos que hacen a las relaciones lo que son. (Una mirada furtiva, un movimiento sutil de los labios, apretar los puños)

-Eventos que quieres que tus lectores experimenten (o sentimientos como el enojo o el enamoramiento).

Como puedes ver, los momentos que mencionamos anteriormente periten que tu lector se involucre en la narración, ya que gracias a la empatía, hacen que vivan de primera mano lo que sucede a tus personajes; es una forma que tienes como escritor de invitarlos a hacer parte de tu historia.

En contraposición se encuentran los momentos en lo que el lector no está involucrado más allá de usar su imaginación para darle forma a eso que está sucediendo. En ellos queda totalmente relegado al punto de vista del observador y por lo general, tienden a ser aburridos (por el hecho de que quien lee no es tenido en cuenta).

¿Cuándo no debería agregar más descripción?

-La locación

-La descripción física

-Conceptos que la mayoría de los lectores conocen (No hay razón para describir un estornudo o como lavar los platos.)

-Emociones negativas  exageradas. (¿Recuerdas la famosa escena “maldita lisiada”?)

-Cosas que pasan con segundos de diferencia: las palabras adicionales dan la impresión de que ha pasado más tiempo.


Esperamos que con este artículo te sirva para mejorar tus descripciones. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: Moyan Brenn (vía flickr)
Anuncios

8 comentarios en “CUÁNDO Y CUANDO NO AGREGAR MÁS DESCRIPCIÓN A TU HISTORIA

  1. Muy bueno el artículo, saben me gustaría saber cómo describirían una escena de conflicto y discusión y también como describir una buena escena de sexo y amor. Sería interesante saber unos cuantos tips, comentarios o recomendaciones sobre cómo describir tales escenas al punto en el que los lectores estén dentro de la pelea y se sientan agredidos u ofendidos y en la otra escena se sientan totalmente excitados y emocionados por el siguiente movimiento. Por favor espero me tomen en cuenta la petición, amo su blog y estoy muy segura de que son capaces de resolver mis dudas excelentemente.

    Le gusta a 1 persona

  2. Como siempre de gran ayuda. Me gustaría saber si pueden hacer un blog con sugerencias, comentarios o tips para describir escenas de conflicto y discusiones. Así como también una de sexo y amor. También como describir una buena tensión sexual no resuelta. Hasta el punto en que el lector se sienta ofendido u agredido en la primera escena, excitado y emocionado en la segunda y la tercera. Me encantaría saber. Sería de gran utilidad y se que ustedes pueden resolver mis dudas perfectamente. Espero tomen en cuanta mi comentario. Gracias 😊

    Le gusta a 1 persona

      1. No te preocupes, si quieres pues leer mientras tanto (para que no te aburras hasta que volvamos) nuestro artículo sobre besos que manejan una tensión similar a la sexual https://casaeditorialmnemosine.wordpress.com/2015/09/19/escribir-escena-beso/ , y nuestros atriculos sobre lenguaje corporal: https://casaeditorialmnemosine.wordpress.com/2014/12/09/9-formas-poderosas-describir-lenguaje-corporal-personajes/ y https://casaeditorialmnemosine.wordpress.com/2015/11/14/lenguaje-corporal-ojos/ , si mientras estamos de vacaciones quieres resolver alguna duda puntual contáctanos a nuestra fan page de facebook y en la medida que podamos las resolveremos 🙂

        Le gusta a 1 persona

  3. Muy bueno el artículo como siempre. Me encantaría que algún día publicarán una sobre como describir buenas escenas de conflicto y discusión, también de sexo y amor, por último de tensión sexual no resuelta. Sería muy útil, quisiera saber para hacer que los lectores se sientan parte de la pelea al punto se airarse, enojarse, ofenderse y más. Y claro en la otra escena: que sientan el deseo y la excitación de los personajes. Me encantaría que tomarán en cuenta mi comentario. Gracias 😊

    Le gusta a 1 persona

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s