¿CÓMO DEBERÍAS ESCRIBIR UNA TRAGEDIA? (SEGÚN CHRISTOPHER BOOKER)

Al igual que nuestro artículo anterior en el que hablamos de la estructura de la comedia, la tragedia puede referirse a muchas cosas dependiendo de su contexto. Sin ir muy lejos, hace ya varios años escribimos este artículo hablando de ella.

Sin embargo -y siguiendo la dinámica de nuestros últimos posts- de la tragedia que vamos a hablar hoy es la que propone Christopher Booker. Para él, la que la tragedia es el otro lado de la historia «Venciendo al monstruo».

Se trata de la historia del villano que cae en el lado del mal y que termina siendo derrotado por el héroe. Aquí la liberación llega únicamente con la muerte y destrucción del personaje principal.

El final será trágico solo si hemos podido simpatizar con el villano y alguna de las opciones que tomó libremente o que fue forzado a tomar.

El ejemplo que pone Booker sobre este tipo de tramas es el del «Rey Lear» en el que el héroe trágico se da cuenta de su error al final y se arrepiente, aunque ya es demasiado tarde para ser salvado.

Teniendo en cuenta todo lo que hemos dicho,

¿Cuáles son las partes de una tragedia?

Primera etapa: Anticipación

El héroe se confunde gracias a una gratificación inusual, un objeto del deseo o una acción. En este primer punto, el personaje se siente como incompleto o vacío.

Segunda etapa: El sueño

Como en muchas otras historias, el héroe trágico se compromete con su “destino”; para él no hay vuelta atrás. Sin embargo, a diferencia de lo que se podría esperar, las cosas le empiezan a salir bien –incluso si son malas-. Da la impresión de que nadie lo va a atrapar o detener y que se encuentra en el camino correcto. Se está saliendo con la suya.

Tercera etapa: La frustración

Poco a poco las cosas empiezan a salirle mal. Aunque un poco imperceptible, el héroe empieza a experimentar dificultades e incomodidades. Es posible que empiece a decidir, en este punto, que lo mejor para él o ella es hacer más maldades que lo aten más al camino del mal.

También es posible que una figura, aún más oscura que nuestro protagonista, lo engañe o le haga algún mal –pueda que sea solo su imaginación jugándole malas pasadas-.

Cuarta etapa: La pesadilla

Ahora las cosas empiezan a salirse de las manos y de una manera mucho más obvia. El héroe tiene una sensación creciente de engaño y desazón. Las fuerzas opuestas y el destino parecen estar aliadas entre ellas.

Quinta etapa: Destrucción o deseo de muerte

Es momento de que nuestro héroe caiga, muy duro. La causa de esta caída puede ser un acto final de violencia o que los enemigos que se ha hecho –que son varios- se alcen en su contra, al mismo tiempo.

La muerte o destrucción del protagonista va a liberar al mundo que lo rodea de la oscuridad que él mismo se había encargado de traer. Ahora que ya no se encuentra en este mundo, todos están tranquilos y alegres.


Esperamos que este artículo te sirva para escribir tu trama. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: Johnny Silvercloud (vía flickr)
Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s