LIMITACIONES QUE DEBES TENER EN CUENTA CUANDO ESCRIBES EN PRIMERA PERSONA

El primer problema al que te enfrentas como escritor, normalmente, cuando te sientas a escribir es el del punto de vista. Empiezas a hacerte preguntas del estilo de: ¿cómo vas a narrar tu historia?, ¿Será uno de tus personajes el que cuente el cuento o tal vez tu protagonista?, ¿Será alguien externo a quien nunca vamos a conocer?

Lo cierto es que muchas personas lo tienen decidido casi antes de pensar en la historia: si escriben en primera persona les quedará más fácil tener una conexión más cercana con sus lectores. También parece ser una manera menos estresante de escribir y puede darte muchas ventajas. Sin embargo, existen varias limitaciones que no puedes olvidar cuando te sientes a escribir.

¿Cuáles son las limitaciones de la primera persona?

1-Estás atrapado en un solo personaje

Los puntos de vista no pueden cambiar cuando escribes en primera persona: todo lo que se ve, se escucha o se siente en tu historia tiene que experimentarse a través de tu protagonista.

Yo sé que a simple vista no parece la gran cosa, pero cuando termines de escribir tu primer borrador, te darás cuenta de que vas a tener que dejar muchas cosas por fuera porque no corresponden a esto. También puede limitar un poco el suspenso de tu historia -y para evitar que esto suceda te recomiendo este link-, ya que esas escenas en las que sucede algo que tu protagonista no conoce no podrán suceder. Te lo digo por experiencia: es muy fácil olvidarte de esta limitación y escribir algo que tu personaje no experimento de primera mano.

2- Puedes terminar con un personaje auto insertado

Muchos escritores utilizan esta forma de narrar para proyectar aquello que ellos mismos piensan y sienten. Los personajes terminan siendo un calco de su creador en su forma de actuar, de verse o de pensar. No te diré que eso sea algo bueno o algo malo -para eso ya escribí este post-, solo te diré que como escritor debes recordar que estás escribiendo un personaje.

Está más que bien poner tus sentimientos en tus historias, pero debes tener cuidado de que tus lectores no se aburran o que termines cayendo en una Mary Sue. Si como escritor dejas que tu propia voz se escurra demasiado entre los personaje de tus historias quien te lee podrá sentir que lo estás sermoneando -apuesto a que has leído más de una historia en la que sales regañado-.

3-Podrías terminar usando las mismas palabras una y otra vez

La primera palabra de la que te cansarás de tanto usar será «yo». Puede que nuestra lengua nos permita usar la primera persona sin recurrir tanto a ella –imagínate las personas que escriben en inglés como querrán mandarla al diablo desde el segundo capítulo- pero si no tienes cuidado conjugando los verbos podrás sentir como poco a poco tu narración se vuelve plana y aburrida. Hay muchas formas de evitarlo, claro, -especialmente haciendo una análisis cuidadoso de tus borradores o contratando a alguien experto que te ayude- sin embargo sigue siendo una limitación que tienes que tener en cuenta.

4-Las descripciones se vuelven más difíciles

Recuerda que solo puedes hablar de aquello que experimenta tu personaje, por eso no puedes mencionar la hermosa caída del sol que él no está viendo. Tampoco puedes dejar que tus lectores sepan de algo que está sucediendo en otro lado en el que no esté tu protagonista y mucho menos puedes describir algo de una forma que tu personaje no haría. Tienes que filtrar todo a través de él. Si no lo haces de esta manera tus escenas se sentirán forzadas.

Con esto no quiero persuadirte para que evites este tipo de narrador. Por el contrario, lo que quiero es que lo hagas muy bien. No olvides que todas las formas de narrar tienen sus propias limitaciones y si las tienes en cuenta tu trabajo va a quedar mucho mejor. Verás cómo te podrás enfocar mejor una vez te sientes a escribir.


Esperamos que este artículo te sirva para escribir tu historia en primera persona. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

 Imagen: Luke Hayfield (vía flickr)

 

Anuncios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s